Barquillos

Publicado el 2 de noviembre de 2015

BarquillosReceta de cocina para preparar barquillos.

Ingredientes:

– 15 gr de mantequilla.
– 50 gr de harina.
– 100 gr de azúcar en polvo.
– 50 gr de mantequilla.
– 2 claras (de huevos grandes).
– 2 ó 3 gr de extracto de vainilla.

Preparación de los barquillos:

Para empezar prepara la mezcla de pasta para los barquillos:

1- Calienta el horno y engrasa ligeramente las bandejas con mantequilla fundida.

2- Pon las claras en un cuenco, añade el azúcar y bátelas hasta que queden espumosas pero sin llegar al punto de nieve.

3- Funde 50 gramos de mantequilla, tamiza la harina, mezcla ambos ingredientes y únelos, poco a poco, a las claras. Añade también la vainilla.

4- Extiende cucharadas de esta mezcla en forma rectangular sobre las bandejas del horno. Deben quedar bastante separadas.

5- Hornéalas de dos en dos durante 7 u 8 minutos, hasta conseguir que queden tostadas. Saca las bandejas y empieza a enrollar los barquillos, según los pasos que te explicamos a continuación.

Pero antes de empezar a prepararlos, recuerda que esta pasta te sirve también para hacer tejas. En este caso, en lugar de enrollarla te bastará con darle la forma adecuada. Para ello es suficiente con adaptarla al rodillo o a una botella. En poco tiempo las tendrás listas. Las tejas son estupendas para sacar con una merienda de café con leche o té.

Cómo enrollar los barquillos:

1- Antes de empezar a enrollas los barquillos deja reposar las láminas durante 2 ó 3 minutos.

2-  Sepáralas de la bandeja con un cuchillo afilado o una paleta bastante plana. Haz esta operación con cuidado para que no se rompan.

3- Coloca las láminas invertidas sobre una superficie lisa y pon un lapicero en uno de los extremos.

4- Enrolla el barquillo alrededor del lapicero para que quede en forma de cigarro y déjalo enfriar sobre una rejilla.

Consejos y anotaciones:

Con estos ingredientes te saldrán unos 18 barquillos. Si quieres conseguir más, aumenta las cantidades de forma proporcional. No te preocupes por el número: si te sobran, guárdalos en recipientes de metal.

Los antiguos barquilleros los rociaban con miel, lo cual es una buena idea si hay golosos. También puedes servirlos con helado o batido.

Artículos relacionados:

No se encuentran artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>